No entiendo la publicidad que no llama a la acción. Si uno quiere vender debe pedirle a sus clientes que le compren, no hay más.

Recientemente hicimos una campaña para captar seguidores en la cuenta de Twitter de un cliente. Empezamos retwiteando a aquellos que nos interesaba captar. En un 9% de los casos nos devolvieron el favor siguiéndonos. La misma respuesta obtuvimos al enviar mensajes directos. Luego nos dedicamos a seguir a aquellos que nos interesaban y el 26% respondió siguiéndonos. En una tercera fase pedimos a la gente que nos siguiera directamente: el 39% lo hizo.

Una de las mejores camareras de un hotel para el que trabajamos solía preguntar a los clientes si querían tomar algo cinco o seis veces, incluso a aquellos que ya habían dicho que no con anterioridad, sin miedo de ser cansina. Un día le pregunté: ¿No te da vergüenza que te digan que no? Y ella me respondió “Claro, tanta como a ellos decirme que no”.

En tus webs pon botones que muevan a la acción y hazlos muy obvios. En tus copys deja claro qué es lo que quieres. En tus vídeos, en tus emails, en tus SMS… Sé directo y di lo que quieres vender. Te irá muy bien.

sin rodeos

http://www.climente.com/wp-content/uploads/2012/01/rogarnovale.jpghttp://www.climente.com/wp-content/uploads/2012/01/rogarnovale-150x150.jpgCarlos ClimenteE-mail marketingdirecto,pedir,vender
No entiendo la publicidad que no llama a la acción. Si uno quiere vender debe pedirle a sus clientes que le compren, no hay más. Recientemente hicimos una campaña para captar seguidores en la cuenta de Twitter de un cliente. Empezamos retwiteando a aquellos que nos interesaba captar. En un...