Aunque hay quien me lo discute, tengo muy claro que los usuarios de Internet quieren que las webs se presenten desde su óptica. Es por eso que toda web que se base en sus contenidos escritos y no en sus fotos tiene que tener un “landing page” distinto dependiendo de quién la visite (leed el consejo 5 de este artículo de copyblogger).

Cuando diseñé la arquitectura de www.uch.ceu.es introduje un elemento innovador en aquella época. Éramos, junto a la UOC, la única universidad que tenía los contenidos estructurados por tipo de usuario: alumno de nuevo ingreso, alumno, exalumno, profesor, doctorado, etc. Hoy en día la práctica totalidad de las universidades siguen este modelo.

La misma historia se repitió unos pocos años más tarde cuando fundé la web de Porcelanosa en EEUU. Dividir los contenidos en función del usuario se convirtió en el mayor acierto de dicha web. Lo que pasa es que en esa época ya había un montón de competidores –Dal Tile como referente- que estructuraban sus contenidos de esa manera.

 

daltile

Por lo tanto, si tienes una web dirigida a distintos tipos de público en EEUU, asegúrate de que haces los tests de concepto y usabilidad pertinentes y de que estructuras los contenidos en función del perfil de esos usuarios de modo que sientan la web como algo suyo. Disponer los contenidos para cada tipo de usuario connota agradecimiento, reconocimiento y una vocación de servicio personalizado sin parangón.

Carlos ClimenteMarketingarquitectura,concepto,gremios,landing page,personalizacion,Usabilidad,Web
Aunque hay quien me lo discute, tengo muy claro que los usuarios de Internet quieren que las webs se presenten desde su óptica. Es por eso que toda web que se base en sus contenidos escritos y no en sus fotos tiene que tener un “landing page” distinto dependiendo...