Hace unos meses compartí mesa con unos empresarios españoles. En el transcurso de la comida hablamos de cuál considerábamos que era la mejor manera para incentivar las ventas en la distribución al pormenor. En un determinado momento alguien dijo “ya sé que no se puede, pero la mejor manera sería incentivar al vendedor que trabaja para el detallista, sin remunerar al detallista, puesto que el vendedor es quien de verdad decide si tu producto se vende o no en un espacio en el que también se muestran los productos de tus competidores”. Estoy de acuerdo en todo salvo en un detalle: que no se puede.

Website de Parago

Parago es una empresa que se dedica a hacer exactamente lo que mi contertulio sugería: dispone de una plataforma online a la que los vendedores se conectan utilizando una contraseña personal. Desde esa página rellenan un formulario cada vez que cierran una venta del producto ,para así recibir una compensación económica. Parago instala un software, Spark. en la máquina del anunciante que le permite rastrear esas ventas para cerciorarse de que, en efecto, se han producido y tienen una relación directa con nuevos pedidos provenientes del detallista. El mismo software permite calcular la rentabilidad de la promoción.

http://www.climente.com/wp-content/uploads/2008/01/incentives-photo.jpghttp://www.climente.com/wp-content/uploads/2008/01/incentives-photo-150x150.jpgCarlos ClimenteSoftware y e-solutionsdetallistas,distribucion,incentivos,Parago,spiff programs
Hace unos meses compartí mesa con unos empresarios españoles. En el transcurso de la comida hablamos de cuál considerábamos que era la mejor manera para incentivar las ventas en la distribución al pormenor. En un determinado momento alguien dijo “ya sé que no se puede, pero la mejor manera...