Si está bien montada, una tienda online puede ser muy lucrativa en Estados Unidos. Javier Bernabeu, director de informática de Lladró, me comentaba que su tienda online vende mucho más que cualquiera de sus tiendas físicas; Pablo Balanza, en su día director comercial de Sonia, me reveló que sus mejores distribuidores eran sin duda los que vendían online.

La dificultad de montar una tienda online radica en la logística (no se puede contar con un único centro logístico para cubrir un país tan extenso, puesto que los costes de envío pueden fácilmente superar el coste de la mercancía) y en el fraude (de acuerdo con Joaquín Francés, en su época en la banca el porcentaje de fraude podía llegar al 30%).

Quiero incidir en este segundo punto y explicar cuáles son las tres principales modalidades de pago que existen en la actualidad.

Opción 1: obtener un Merchant ID y un seguro

Las empresas que no disponen de un negocio físico y que pretendan abrir una tienda online deberán solicitar a un banco americano un MERCHANT ID. Res decir, un TPV nuevo que les permita admitir tarjetas online. Los propios bancos, las tarjetas (Visa, Mastercard, American Express, Diners Club, Discover) y empresas aseguradoras ofrecen seguros contra el fraude que suelen ser de un porcentaje fijo por cada transacción.

Opción 2: ampliar el seguro

Las empresas que ya cuenten con un TPV pueden solicitar a sus proveedores un TPV virtual para aceptar cobros online. Los bancos suelen ofrecer páginas seguras de intermediación entre el cliente online y la cuenta bancaria a la que se transferirá el pago. Los márgenes por operar online suelen ser mucho mayores que por operar físicamente. Dichos márgenes se reducen cuando el número de transacciones es mayor: una tienda que vendan 150.000 dólares al mes pagará cerca de 1,5% por transacción, mientras que una empresa que venda 5.000 puede pagar el 6%.

Opción 3: alquilar Merchant IDs

El Merchant ID viene a ser el DNI con el que uno cobra online. Algunas empresas hacen negocio alquilando sus Merchant IDs. Ellos son los que afrontan el riesgo de fraude, no tú, y lo único que hacen es cobrarte un porcentaje mayor del que ellos pagan por transacción. En principio eso debería encarecer mucho el coste del proceso, pero puesto que ellos alquilan su licencia a muchas empresas su volumen de transacciones se multiplica y por lo tanto los porcentajes de pago se reducen drásticamente. La web make a store tiene mucha información al respecto. Mi consejo es utilizar una de estas dos aplicaciones:

Amazon alquila un paquete que incorpora su carro de compra online y su número de Merchant. El precio es un poco excesivo (supera el 7% por transacción), pero ofrece la garantía de tener el carro de compra más efectivo del mundo. Sin lugar a dudas me parece una opción recomendable para aquellos que no esperen tener un volumen de transacciones demasiado importante y que tengan un catálogo limitado.

Paypal (subsidaria de Ebay) ofrece una aplicación de pago económica y eficiente. El vendedor deberá crear su propia tienda puesto que Paypal no ofrece carro de compra. Tan sólo cuando haya que procesar el pago habrá que hacer una página puente que utilice el sistema de Paypal, que viene a costar entre un 2% y un 3,5% por transacción.

Website de Paypal

Para obtener más información visitad Make a store

Carlos ClimenteSoftware y e-solutionsMerchant ID,Pago online,Paypal
Si está bien montada, una tienda online puede ser muy lucrativa en Estados Unidos. Javier Bernabeu, director de informática de Lladró, me comentaba que su tienda online vende mucho más que cualquiera de sus tiendas físicas; Pablo Balanza, en su día director comercial de Sonia, me reveló que sus...