Tengo amigos trabajando en la precampaña de partidos para las próximas locales y no puedo remediar comparar la comunicación en España con la americana.  A eso me dedicaré esporádicamente en los próximos meses.

Episodio 1: los blogs de políticos

Veo que Rajoy tiene su popular (nunca mejor dicho) videoblog (que no edita él) Rajoyyenaccion.com y que algunos de los más populares  exministros también tienen una fuerte presencia en la web (es el caso de Jordi Sevilla). No obstante no entiendo que los candidatos a la gestión pública no tengan sus propios blogs. La experiencia en las pasadas elecciones americanas constata que los blogs personales reportar muchos beneficios. Yo quiero destacar cuatro:

a. Generan un sentimiento de proximidad

Un blog con una campo de contacto y en el que el político se vuelca contando su día a día crean un vínculo entre el bloguero y sus lectores, por pocos que estos sean. En realidad muy poca gente lee los blogs de los políticos, pero a todo el mundo le satisface saber que el político es transparente para publicar lo que hace día a día y para responder los correos que recibe a través de su blog.

Obama arrasó en las elecciones pero la número dos de los republicanos, Sarah Palin, salió tremendamente reforzada de esas  elecciones. Tanto, que se dice que será la próxima candidata de la derecha americana. Su blog es la plataforma en la que, de manera muy informal, explica su día a día (personal y profesional).

b. Te dan puntos en page Rank.

Page Rank –no hace falta que lo diga- es el sistema de Google para clasificar las webs. Como sabréis, la web que figura en la parte más alta de Google es la que (entre otras cosas) tiene más links apuntando a ella en la Red y registra mayor actividad.

Por lo tanto, escribiendo un blog uno aparece en la parte alta de Google. Eso es bueno en cualquier momento, pero sobre todo en los momentos en que los contrincantes empiezan a criticar. Como muestra os quiero enseñar estas dos búsquedas en Google:

Antonio Sentí es el concejal de turismo en Dénia. Si buscas en Google su nombre la primera entrada que hallas es su blog personal. Cuando buscas, en cambio, el nombre de Gallardón te encuentras con esto:

c. Te dan dinero.

En España aún no es una práctica común recibir donaciones de particulares de forma masiva, pero todo llegará. El blog de Hillary todavía pide dinero para paliar la deuda contraída durante la campaña.

d. Permiten segmentar geográficamente.

En Estados Unidos los partidos políticos lanzan distintos mensajes dependiendo del Estado, pero dentro del Estado hacen comunicados personalizados por región, y dentro de cada ciudad, por barrios. La web de Obama es el mejor ejemplo, puesto que las noticias que visualizas están ligadas al código postal (ZIP) desde el que estás visitando la web.

http://www.climente.com/wp-content/uploads/2010/12/patxilopez.pnghttp://www.climente.com/wp-content/uploads/2010/12/patxilopez-150x150.pngCarlos ClimenteMarketing
Tengo amigos trabajando en la precampaña de partidos para las próximas locales y no puedo remediar comparar la comunicación en España con la americana.  A eso me dedicaré esporádicamente en los próximos meses. Episodio 1: los blogs de políticos Veo que Rajoy tiene su popular (nunca mejor dicho) videoblog (que no...