Aunque esté tan de moda criticar Telecinco, el hecho es que su modelo de comunicación es uno de los secretos del éxito de Netflix.

No seré yo quien defienda los contenidos de Telecinco pero el hecho es que su modelo de marketing es fantástico: ellos crean sus propios personajes. Seleccionan a alguien que no tiene ninguna relevancia, como la cuñada de Rocío Jurado, y airean su vida privada en distintos programas. Crean la polémica en un programa y la solucionan en otro.

Es un modelo que fideliza mucho a los espectadores: cuando entras en el bucle no puedes salir y acabas siguiendo la trayectoria de sus personajes en todos los programas: sálvame, supervivientes,  gran hermano vip… en cada uno de ellos conoces un poco más al personaje y así consumes más y más pantalla.

Puedes no estar de acuerdo conmigo pero no puedes negar que la saga de los héroes de Marvel de Netflix, que tantos éxitos les está reportando, es un poco lo mismo: Luke Cage hizo un cameo en Jessica Jones, y mantiene una relación con la enfermera que cura a Daredevil… seguramente muy pronto veremos un cameo de la próxima serie de la franquicia: Iron Fist. Y el año que viene los veremos a los cuatro juntos en Los Defensores.

Quien ve una de las series se ve tentado de ver el resto y mientras tanto Netflix puede ir produciendo temporadas de cada una de las series sin prisa y evitando la estacionalidad.

Obviamente el titular de este artículo lo he puesto para captar la atención. La producción de Netflix es incomparable a la de Telecinco. Pero la estrategia de ambos es la misma.

http://www.climente.com/wp-content/uploads/2016/11/netflix5.jpghttp://www.climente.com/wp-content/uploads/2016/11/netflix5-150x150.jpgCarlos ClimenteCasos realesnetflix,telecinco
Aunque esté tan de moda criticar Telecinco, el hecho es que su modelo de comunicación es uno de los secretos del éxito de Netflix. No seré yo quien defienda los contenidos de Telecinco pero el hecho es que su modelo de marketing es fantástico: ellos crean sus propios personajes. Seleccionan...