En marketing de eventos solemos emplear una técnica llamada “Plus One” y que consiste en darle al cliente algo más de lo que espera cuando asiste al evento. Puede ser un regalo material, la aparición estelar de un artista invitado o simplemente que el espectáculo se alargue más de lo previsto. “Plus One” siempre se aplica con una finalidad y ciertamente se están haciendo cosas muy buenas ahí fuera, pero pocas tan buenas como las que cada noche hace el presentador de NBC Jimmy Fallon.

Fallon tiene la habilidad de conjugar distintas técnicas de marketing ya existentes de una manera novedosa consiguiendo un nuevo resultado que resulta sorprendente y exitoso. Pongamos por ejemplo la utilización del recurso “poner una estrella en el escenario”.

Ejemplo 1: poner a una estrella y avisar antes

Hasta ahora había dos maneras de hacerlo. Una discográfica puede utilizar a un famoso para conseguir más público en el concierto de otro. Por ejemplo, poniendo a David Guetta como telonero de los Black Eyed Peas en su gira por Europa (y anunciándolo antes, claro), se consigue que el concierto no sólo lo vaya a ver el fan de los BEP sino también el de DG.

Ejemplo 2: poner a una estrella sin avisar

Pero también puede utilizar a ese famoso para crear un ambiente inolvidable que, a medio y largo plazo, va a mejorar la imagen de su gira. Por ejemplo, en el primer concierto de los Rolling en Europa -en Lisboa- Bruce Springsteen apareció en el escenario sin previo aviso. Eso generó una noche mágina que los espectadores jamás olvidarán… y creó expectativas para la gira de los Rolling por el resto de Europa.

Ejemplo 3: cómo Fallon combina ambos elementos

Fallon eleva los elementos anteriores exponencialmente. En un reciente show invitó a dos estrellas rutilantes, el batería de los Red Hot Chili Peppers, Chad Smith, y al actor de comedia Will Ferrell por su parecido físico. Al llevar a dos famosos de esta talla, además de su público (el del Tonight Show) Fallon consiguió más audiencia con los fans de Ferrell y con los fans de los Red Hot Chili Peppers puesto que el canal NBC anunció a los invitados a bombo y platillo. En el transcurso del programa les retó a un concurso de percusión -convenientemente guionizado y muy divertido- que finaliza cuando el grupo entero de los Red Hot Chili Peppers aparece por sorpresa cuando nadie los esperaba para dejar el gag en todo lo alto. Los ratios de audiencia del programa las tres noches posteriores fueron elevadísimos porque Fallon consiguió generar ese efecto expectativa del ejemplo 2.

http://www.climente.com/wp-content/uploads/2014/07/fallon.jpghttp://www.climente.com/wp-content/uploads/2014/07/fallon-150x150.jpgCarlos ClimenteCasos realesjimmy fallon
En marketing de eventos solemos emplear una técnica llamada 'Plus One' y que consiste en darle al cliente algo más de lo que espera cuando asiste al evento. Puede ser un regalo material, la aparición estelar de un artista invitado o simplemente que el espectáculo se alargue más de...