James Chartrand es uno de los muchos gurús americanos (canadiense, de hecho) a los que realmente considero un gurú. Además de ser uno de los mejores copys que he conocido, tiene una destreza sensacional para escribir artículos livianos pero con una enorme dosis de contenido.

En un post de esta semana cuenta que escribir textos para una web viene a ser lo mismo que dialogar con tus hijos pequeños y cita una serie de frases típicas de esas que se oyen en todas las casas:

¿Ya llegamos?: Hay que decirle a tu cliente lo que le vas a dar, y luego dárselo. Si creas mucho entusiasmo y luego no repartes el premio sólo conseguirás que frustración.

¡He dicho que vengas aquí!: Las instrucciones deben ser claras en todo momento. Los copys deben dejar claro para qué se va a cada link. Utilizar eufemismos sólo retrasa el proceso.

¿Quieres una manzana o una naranja?: Si le dices a un niño que elija una cosa, sólo una, del hipermercado cambiará de decisión mil veces. Dale menos links, menos opciones pero que esas sean las que tú quieres darle para que elija una.

¿Pero por qué?: Los niños siempre preguntan por qué. Los usuarios de Internet también. Dales argumentos convincentes.

Carlos ClimenteArtículos Interesanteschartrand,copy,copyblogger
James Chartrand es uno de los muchos gurús americanos (canadiense, de hecho) a los que realmente considero un gurú. Además de ser uno de los mejores copys que he conocido, tiene una destreza sensacional para escribir artículos livianos pero con una enorme dosis de contenido. En un post de esta semana...