Los últimos días he estado tratando bastante con un referente en el mundo del trading, Robert Kik, quien ha sabido explicarme muy bien el motivo por el que últimamente estoy recomendando a algunos inversores españoles –sin saber muy bien por qué- que dejaran de apostar por el mercado americano.

Robert Kik era un pez gordo dentro de Borsumij (posteriormente Borsumij Wehry NV), tanto que en su cuarto mes de trabajo cobró 80 millones de pesetas por un acuerdo llevado a cabo con Citizen. Borsumij es una compañía enorme de compraventa que divide su actividad en nueve sectores, a saber: tecnología, productos verdes, electrónica de consumo, ropa, ordenadores, equipamiento para ordenadores, equipamiento industrial, productos de Centroamérica y “otras actividades”. Robert estaba a cargo del área de electrónica de consumo.

Lo que Robert me decía es que para triunfar en cualquier escenario empresarial uno tiene que ir un poco más allá y tomar riesgos. Hace unos años, asumir riesgos significaba ir más allá (gastar un poco más, arriesgarse) que el resto de la gente de tu país. Pero ahora, en la era de las comunicaciones hay dos competidores: tus compatriotas y los inversores procedentes de países con una moneda más fuerte que la tuya. Para triunfar en un mercado tienes que ir más allá que ambos.

Gráfico que explica la teoría

Algunos pequeños empresarios europeos creen que ahora es el momento de apostar por el mercado americano por la debilidad del dólar. Tienen excedentes y creen que pueden triunfar invirtiéndolos en el mercado estadounidense, que está en horas bajas. Sin embargo, no tienen en cuenta que otros tantos europeos están siguiendo el mismo patrón de conducta. Si no vas más allá que ellos, si no sales de esa área de confort, más vale que ni siquiera lo intentes.

Carlos ClimenteOpiniónárea de confort,Borsumij,inversión,Robert Kik
Los últimos días he estado tratando bastante con un referente en el mundo del trading, Robert Kik, quien ha sabido explicarme muy bien el motivo por el que últimamente estoy recomendando a algunos inversores españoles –sin saber muy bien por qué- que dejaran de apostar por el mercado americano. Robert...