Criticar por deporte es cada vez más común en redes sociales. Una manera de aplacar las críticas que puedas recibir en las redes  es utilizar el método de la comunicación no violenta.

El pasado lunes tras un fantástico concierto de los concursantes de Operación Triunfo quince años después, las redes echaban humo a raíz de una hipotética cobra de Bisbal a Chenoa.

El reencuentro había reavivado viejos sentimientos, había emocionado a miles de españoles, había conseguido un share superior al 20% en televisión… sin embargo, la gente se cebo con un detalle nimio.

La mala noticia es que esto puede pasarnos a todos: la gente puede volverse contra tu empresa o contra ti en un abrir y cerrar de ojos. Si te revuelves con sus mismas armas tienes todas las de perder. Sin embargo, si utilizas el método de la comunicación no violenta (CNV) tendrás mucho ganado.

La CNV es un método creado por Marshall B. Rosenberg que consiste en:

1) Describir la conducta que observamos en nuestro interlocutor en un periodo de tiempo determinado y sin hacerla, etiquetarla o juzgarla.

2) Explicarle qué sentimientos nos despierta esa conducta de una manera honesta, mostrando nuestro lado más humano.

3) Describir nuestras necesidades dejando claro que no son egoístas sino comunes incluso a nuestro propio interlocutor.

4) Y acabar pidiendo al interlocutor lo que queremos. Sin vaguedades ni generalizaciones, siendo muy concretos respecto al qué y el cómo.

Hace poco un actor al que admiro mucho fue perseguido en redes sociales por invitar a sus seguidores en redes sociales a participar en un vídeo junto con él. Una serie de actores se juntaron para criticar que no contratara a profesionales para ello.

El actor respondió uno por uno a todos los críticos de esta manera:

1) Les refirió a sus críticas durante la semana anterior sin afearlas, sino situándolas en contexto.

2) Les explicó que aquellas críticas les dolían porque él siempre había sido muy respetuoso con la profesión actoral e incluso demostró con facturas que en algunas de sus producciones había pagado a sus compañeros de reparto incluso más de lo que había cobrado por el evento.

3) Les explicó con todo lujo de detalles cuáles eran sus necesidades particulares para aquel rodaje y por qué no podía retribuirles.

4) Y, amigablemente, les invitó a desdecirse de sus críticas y a participar en el vídeo.

Contra todo pronóstico, el 100% de los críticos se desdijeron de sus críticas… Y más de la mitad acabó participando en el vídeo.

La CNV implica esfuerzo y paciencia, además de una gran dosis de autocrítica, pero bien ejecutada es muy eficaz tanto en las redes sociales como en tu día a día.

http://www.climente.com/wp-content/uploads/2016/11/nonviolent.jpghttp://www.climente.com/wp-content/uploads/2016/11/nonviolent-150x150.jpgCarlos ClimenteCasos realesRedes Sociales
Criticar por deporte es cada vez más común en redes sociales. Una manera de aplacar las críticas que puedas recibir en las redes  es utilizar el método de la comunicación no violenta. El pasado lunes tras un fantástico concierto de los concursantes de Operación Triunfo quince años después, las redes...