Sí, ya lo sé, últimamente he tenido mi blog un poco abandonado… y por eso me habéis abandonado. Google y Alexa me han penalizado y las visitas han caído mucho, aunque creo que eso se debe más a que los chavales de la universidad están de vacaciones.

En cualquier caso, el motivo por el cual he estado ausente ha sido un cambio de aires. Este verano decidí poner un punto y seguido en mi relación con el Grupo para retomar mi carrera como empresario. Por lo tanto, recientemente cobré mi última nómina de Porcelanosa USA. He de decir que han sido tres años y medio fantásticos, trabajando con un montón de gente súper competente que seguro que llevarán la empresa a buen puerto.

Durante tres años y medio he trabajado una media de 60 horas semanales (lo que suma 5 años de trabajo a efectos prácticos), sacrificando fines de semana y pasando unas cuantas noches sin dormir, poniendo cuerpo y alma en un plan de marketing que ha dado unos frutos excelentes desde el primer día.

Mirando hacia atrás a uno le da vértigo ver todo lo que hemos hecho en un tiempo récord: entre otras cosas, hemos dotado a la empresa de una buena web, hemos creado materiales básicos de venta y sistemas informáticos que los generan automáticamente, hemos implantado una plataforma de e-learning y una intranet, compuesto decenas de presentaciones de producto, lanzado promociones para distintos canales, segmentado nuestros canales, hemos compilado varias bases de datos de clientes, hemos participado en las mayores ferias del sector y creado un plan de medios que ha generado una media del 127% de retorno desde el primer año y que continuará siendo fructífero en los meses venideros.

Los números obtenidos por mi departamento fueron sin duda excelentes, pero la señal inequívoca de nuestro buen hacer es el reconocimiento del trabajo por parte de todas las personas que trabajaron conmigo. Gracias a todos los administrativos comerciales de fábrica por vuestros e-mails (Iñaki, Juan Carlos, Fernando, Víctor, Alberto, Juanmi, Sergio), a la gente de producción (Jorge, David y Fernando), a los gerentes, a los jefes comerciales, a los diseñadores (Jose, Manu, Alvaro, Juanma, Paco y Juan Carlos), gracias a Rafa Petit, a la gente del Washington Post y de Fox Miami por las ofertas de trabajo, a todos los clientes de quien se me olvidó despedirme y que se han hecho con mi número para darme las gracias, a la gente de Xarago y de Medios y Proyectos, a los que siguen (David, Miguel, Santi, Paco, Caroline, Ana, Rina, etc.) y a los que ya no están (Pablo, Jose, Brenda, Mayte, Iwona, Laura, etc.). Gracias, sobre todo a los accionistas de Porcelanosa, a los que siempre estaré agradecido y para los cuales he escrito unas líneas en el apartado “Mis amigos”. Seguro que me he dejado a un montón de gente. Así que gracias extendidas a todos los que me habéis enviado e-mails tan bonitos. Os voy a echar de menos.

En cualquier caso, no he dado demasiada tregua y ya ando enfrascado en varios proyectos empresariales (de momento, cuatro) que os iré presentando en mi blog. Llevo años aconsejando a multitud de empresarios que querían hacer negocios en el mercado americano y ha llegado el momento de ponerlos en práctica yo mismo. Estoy convencido de que va a ser una experiencia fantástica.

Carlos ClimenteOpinión
Sí, ya lo sé, últimamente he tenido mi blog un poco abandonado... y por eso me habéis abandonado. Google y Alexa me han penalizado y las visitas han caído mucho, aunque creo que eso se debe más a que los chavales de la universidad están de vacaciones. En cualquier caso,...