Hoy os quiero traducir al castellano (¡pecado mortal!) un artículo de Corey Eridon que he leído con auténtico delirio. Habla de doce reglas de oro para escribir un email efectivo.

Regla número 1: Utiliza un “de” claro.

El remitente del email debe ser claro. Con cada compañía funciona una cosa pero lo que nunca funciona es algo críptico como “Servicios generales” o “Quien tú ya sabes”. El remitente del email debe ser el nombre de la empresa, o el nombre de una persona seguido del de la empresa (esta es la mejor opción generalmente); por ejemplo: “Marta López. Endesa”.

Regla 2: Asegúrate de que tu asunto se lee al completo.

Esto ha cambiado mucho con los usuarios móviles. Si antes recomendábamos que un asunto nunca excediera los 50 caracteres, ahora debe tener un máximo de 20 (siempre y cuando tengas lectores móviles).

Regla 3: Utiliza el mínimo número de imágenes y asegúrate de que no pesen mucho

Está comprobado que mucha gente sigue recibiendo solamente los textos y muchos otros no le dan al vínculo “descargar imágenes” cuando reciben un correo. Por eso, si el contenido de tus correos depende mucho de las imágenes que le acompañan será menos efectivo. Y pongas una imagen asegúrate de que el texto alt la describe (no emplees genéricos como imagen01 o oferta_noviembre).

Regla 4: Utiliza un color de fondo compatible con el de la letra

No hay mucho más que decir… Verde sobre azul es un crimen.  Azul sobre negro es peor.

Regla 5: Limita las fuentes a 2 y el tamaño de la letra a 3

Lo mejor es que el email tenga solamente una fuente. Pero si has de poner más de una, asegúrate de que no sean más de dos. Y por cada fuente admite solamente tres tamaños (cabecera, subcabecera y texto). Muchas fuentes y tipos dificultan la lectura y fomentan la lectura vertical, por lo que mucha información será obviada.

Regla 6: Hazlo breve

No solamente hay que presentar un texto conciso. Además hay que asegurarse de que la llamada a la acción no quede muy abajo (que no haya que usar mucho el scroll para llegar a ella) porque de lo contrario perderás esa acción.

Regla 7: Utiliza muchos párrafos muy breves

Y que cada uno dé una idea… y un link. Funcionan muy bien porque son muy legibles y llaman a la acción, que es lo que interesa.

Regla 8: Haz que la llamada a la acción sea sencilla

Utiliza un botón o algo que facilite el proceso.

Regla 9: No distraigas a la gente

Si la llamada a la acción debe ser una, no confundas a la gente con varios links que rodeen el link principal porque entonces la gente no sabrá cuál es el importante.

Regla 10: Optimiza para distintas plataformas

Prueba tu e-mail antes de enviarlo en Hotmail, yahoo, gmail… y en tu móvil, y en el de tu primo. Y en todos los casos absolutamente añade un enlace que diga “abrir en navegador”. Es la manera más segura de que todos puedan ver el e-mail tal cual lo habías concebido.

http://www.climente.com/wp-content/uploads/2012/06/golden-rule-title.jpghttp://www.climente.com/wp-content/uploads/2012/06/golden-rule-title-150x150.jpgCarlos ClimenteArtículos Interesantesbreve,e-mail marketing,efectivo,scroll,Usabilidad
Hoy os quiero traducir al castellano (¡pecado mortal!) un artículo de Corey Eridon que he leído con auténtico delirio. Habla de doce reglas de oro para escribir un email efectivo. Regla número 1: Utiliza un “de” claro. El remitente del email debe ser claro. Con cada compañía funciona una cosa pero...