Aunque no está el patio para grandes desembolsos, lo sé, pienso que ahora es el momento para invertir en un sistema CRM en cualquier empresa. Principalmente por dos motivos:

1. Los dichosos EREs han acabado con un montón de puestos clave y con las personas que se han ido se han ido importantes contactos. Un CRM es un repositorio que permite que los detalles de las transacciones se queden en el seno de la empresa y no se vayan con los empleados.

2. Tenemos menos comerciales y eso significa que tienen que ser más productivos. Los buenos CRMs sirven para organizar la agenda de los comerciales y disponen de varios automatismos que agilizan la gestión de la cartera de clientes.

Recientemente Laura Lake (de about.com) comentaba cuáles son sus cinco CRMs favoritos: Highrise, Commence, Salesforce, Zoho y Sugar CRM.

De todos ellos me quedo con Zoho por ser gratuito para empresas en las que haya sólo un comercial. No obstante, tengo que añadir dos CRMs más que me encantan:

Para las empresas con un único vendedor

Softmagister es el CRM que emplea Emagister, de grupo Intercom, y que puedes descargar gratuitamente desde softonic. Este software (del cual recomiendo hacer backup cada semana porque puede dar problemas cuando está saturado de datos) tiene un módulo de administración de oportunidades de venta basado en el modelo tradicional de Goldmine, y un sistema de avisos que lo hacen altamente eficaz.

Para las empresas con un director de ventas y varios comerciales

Me quedo con la aplicación de Microsoft, siempre y cuando ande ligada a Dynamics (el ERP) porque dispone de un módulo espectacular que permite hacer un seguimiento exhaustivo del resultado de las campañas de marketing. Además, la versión 5.0 integra Sharepoint.

Las empresas maduras en las que he integrado CRMs suelen ver un incremento de ventas que ronda el 19%. En mi experiencia nunca ha habido un crecimiento del 35% del que se jactan algunas soluciones (salvo en las empresas de nueva creación en las que el crecimiento no se debe al CRM, claro está) pero el beneficio obtenido siempre ha sido suficiente para pagar la inversión en el software en un año.

Carlos ClimenteMarketing
Aunque no está el patio para grandes desembolsos, lo sé, pienso que ahora es el momento para invertir en un sistema CRM en cualquier empresa. Principalmente por dos motivos: 1. Los dichosos EREs han acabado con un montón de puestos clave y con las personas que se han ido se...