Para quienes no lo sepan, suscribirse a una revista en Estados Unidos es prácticamente gratuito. Recibir, por ejemplo, 12 números de WIRED cuesta 9.95 dólares al año; recibir 54 números del semanal Time cuesta 19.95 dólares. El motivo es que la mayor parte de las revistas están infestadas de publicidad. Es decir, que el paga los costes operativos, logísticos y de impresión –que, todo sea dicho, pueden cuadriplicar el coste de la impresión en España – es el anunciante. El modelo es un poco disfuncional porque llegados a ciertos niveles de impresión, los editores no se pueden aprovechar más de las economías de escala y la impresión aumenta sus costes operativos de manera aberrante, lo que obliga a subir los precios de los insertos publicitarios. Eso explica por qué es tan cara la publicidad en EEUU.

En este contexto, las empresas que tengan intención de hacer Guerrilla Marketing tienen que valerse del Publicity. Es decir, deben conseguir que los editores publiquen notas de prensa relacionadas con su producto. Algunas empresas españolas, como Fagor, son excepcionalmente buenas en este campo.

Los medios americanos son muy estrictos cuando tienen que separar publicidad y contenidos. Raramente un anunciante va a tener privilegios editoriales en una revista. Los contenidos van por una parte y la publicidad por otra. Quizás por ello, los contenidos de las revistas resultan más veraces y creíbles para los lectores. Es por eso que las notas de prensa son más efectivas que la propia publicidad.

Aquí van una serie de consejos para conseguir que tus notas de prensa se publiquen más efectivamente:

1. No escribas notas de prensa y las distribuyas. A no ser que tu empresa sea tan conocida que los propios medios quieran usar tu contenido, cualquiera que sea, no escribas notas de prensa genéricas. Debes escribir notas de prensa para cubrir los contenidos que los periodistas requieren. A ellos les gusta sentir que están a cargo y que estás haciéndoles el trabajo, y no lo contrario.

Las notas de prensa masivas ya no valen

2. Investiga. Aplícate y entérate de quiénes son los periodistas que están cubriendo información relativa a tu industria. Lee sus artículos y entiende cuál es su postura.

3. Preséntate como un experto. Cuando estés familiarizado con el perfil del periodista ponte en contacto con él (preferiblemente vía telefónica) y adúlale. Dile lo mucho que te ha gustado su trabajo y explícale que eres un experto en la materia y que puede contar contigo para futuros artículos.

4. No vendas. No lleves al periodista a tu terreno. Trabaja en el suyo. Si tu empresa vende muebles contemporáneos y clásicos pero el periodista sólo escribe acerca de muebles clásicos, no intentes que escriba sobre tus muebles contemporáneos. Eres tú quien se debe ajustar a su línea editorial y no al contrario.

5. Cultiva la relación. El primer contacto es determinante para ver si hay química entre tú y el periodista pero raramente concluye con una nota de prensa publicada. Tienes que ser pertinaz y contactar con el periodista continuamente. Invítalo a tus eventos, a tu tienda, a desayunar… llámale cada cierto tiempo o mándale un email recordatorio. Síguele la pista y felicítale por sus artículos.

6. Sírvele rápido. Cuando finalmente te pidan una nota de prensa, prepárala rápido, especialmente si el periodista trabaja en TV, radio o prensa. Si trabaja para una revista tendrás un poco más de tiempo. En cualquier caso, nunca les hagas esperar.

Algunas empresas contratan agencias de prensa para esta labor. Por mi experiencia –comparando los resultados de Fagor con los de la agencia de prensa de ASCER, Whitegood & Co– no recomiendo el uso de agencias. Cuestan mucho dinero y consiguen más bien poco.

Carlos ClimenteMarketingGuerrilla Marketing,Notas de prensa,Periodistas,Publicity
Para quienes no lo sepan, suscribirse a una revista en Estados Unidos es prácticamente gratuito. Recibir, por ejemplo, 12 números de WIRED cuesta 9.95 dólares al año; recibir 54 números del semanal Time cuesta 19.95 dólares. El motivo es que la mayor parte de las revistas están infestadas de...